jueves, 24 de noviembre de 2011

Elegía a mi abuelo

Vuelves a la tierra que tanto labraste
Tierra que te acoge, tierra que te eleva
A los girasoles al panizo al trigo
Al agua que fluye por ríos y acequias

Sonará tu voz en cada tormenta
En las golondrinas de la primavera
Bañarás con lluvia los campos y huertas
Guardará el Pastor sus cabras y ovejas

Cuando el cierzo rompa tu risa en la tierra
Callarán los grillos, ranas y culebras
Traerás tu alegría volando a las eras
Cantarás de nuevo esa vieja zarzuela

Sueñas libertad sin temer la empresa
Bailas con los pinos danzas de quimera
Surcas los caminos con paz y entereza
Vives porque tienes de Dios la certeza

La bondad del alma fue siempre tu esencia
Caridad cristiana, humildad guerrera
Tú nos enseñaste que cada cosecha
Trae sus cosas malas, mas también las buenas

Volverás labrando los campos y huertas
Dormirás la siesta bajo aquella higuera
Traerás en el carro amapolas que crezcan
En cada ribazo, volviendo a mi vera.


Descansa en paz, abuelo.

9 comentarios:

  1. No sabía que tenías blog. Rebonito ;) Un abrazo bien gordo, visitaré esto más a menudo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, muchachos. Me alegra saber que os gusta. Ahí está y estará por siempre mi abuelo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso, chacho. Como tú y como él.

    ResponderEliminar
  4. Dani, es precioso...ánimo!

    ResponderEliminar
  5. Muy bonita Dani. Un abrazo!!
    Santi P.

    ResponderEliminar
  6. Dani esta elegía con la música anterior que nos pusiste y el redoble final nos dejo el nudo en la garganta y de verdad que nos acordamos de nuestro padre y tu abuelo que diría HAY QUEDA ESO GRACIAS DESCANSO EN PAZ..

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes Galip Bey. Me has emocionado mucho.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos de nuevo. A pesar de los días, me sigue emocionando cada vez que la leo. Nunca he sido presumido pero esta vez puedo decir que estoy orgulloso de esta elegía y de haber tenido un abuelo ejemplar. Ya se me han ido los dos.

    ResponderEliminar